La polémica del Cerro Torre

En 1970 la expedición de Cesare Maestri escaló la arista suroriental del Cerro Torre utilizando técnicas nada ortodoxas para la época; durante semanas enteras y a través de los más de 1000 metros de recorrido de la vía izó un compresor de 70 kilos con el que iba introduciendo clavos a presión para construir la “vía del compresor”.

Durante muchos años esta línea de la montaña se consideró robada al futuro y sólo hasta ésta temporada del verano austral la vía más escalada del Cerro Torre fue por fin ascendida en buen estilo y sin utilizar los clavos de Maestri. Los norteamericanos Jason Kruk y Hayden Kennedy tuvieron el coraje de poner fin a la ferrata del Torre y quitar 100 de estos clavos tras su escalada limpia.

Por este hecho  han estado durante las últimas semanas en boca y escritos de todos los foros y discusiones éticas de la actualidad montañera. Ermano Salvaterra, quizá el “doctor en Patagonia” ha estado siempre a favor de la extracción de dichos clavos y Rolando Garibotti el local más experto de la zona manifiesta su contento con la nueva noticia.

Pero por otro lado están aquellos que amparados en los resultados del consenso de 2007, dónde se rechazó la idea de extraer ese material férreo de la montaña, resultan hoy enojados y en contra de la obra norteamericana en paredes argentinas. Cuando los autores de la limpieza departían en el poblado de El Chaltén, fueron capturados por la policía local, interrogados y obligados a entregar el material que extrajeron; poco después recobraron su libertad y el hecho molestó aún más a la comunidad alpina pues las autoridades policivas no pueden tener injerencia en un tema como éste.

Aún así la comunidad local, en una reunión promovida para discutir los últimos hechos han declarado personas “no gratas” a los norteamericanos.  Y como broche de oro para esta polémica de última hora, pocos días después el joven David Lama, tras 2 intentos fallidos los años anteriores, logra escalar completamente en libre toda la arista suroriental del Cerro Torre, obteniendo así el primer ascenso libre de la vía, con dificultades de hasta 8a.

De esta manera la vía del Compresor ha dejado de existir, quedando únicamente el armatoste colgado un largo antes de terminar el headwall y algunos clavos que faltarían por extraer. La vía robada al futuro ha encontrado por fin su presente.

Anuncios