Reglas básicas para poner un buen empotrador

  • El empotrador debe ser más grande -sólo un poco- que la sección de la fisura encima de la cual lo colocaremos.
  • Encaja el fisurero de manera que se adapte lo más posible a la geometría de la fisura.
  • Siempre que sea posible, coloca el fisurero en una fisura que no sólo tenga estrangulamientos hacia abajo, sino también estrangulamientos hacia afuera.
  • Orienta el fisurero en la dirección de la posible caída.
  • Intenta colocar el empotrador de manera que tenga la máxima superficie de contacto con la roca.
  • Si puedes elegir, escoge siempre el fisurero más grande, ya que es más fiable cuanta más superficie haya en contacto con la roca.
  • Evita los emplazamientos de fisureros “de frente”, siempre que te sea posible, ya que tienden a ser menos seguros.

Anuncios