Florián: el nuevo parque de escalada abre sus ventanas

Hace tan sólo algunos años el territorio que ocupa el municipio de Florián en Santander, ubicado en la provincia de Vélez, una de las tres que componen el Parque Nacional Natural Serranía de los Yariguies, era casi desconocido para el común de las personas, la situación social, la constante lucha entre poderes y su ubicación geográfica habían convertido a la población en destino de nadie, sin embargo hoy día tanto los pobladores de Florián como de los municipios cercanos están comenzando a encontrar diferentes posibilidades de sustento, regresaron las tiendas de familia al marco de la plaza igualmente las distribuidoras de insumos para el trabajo de la tierra y el ganado, todo en el marco de una política municipal que decidió dejar atrás años de olvido y reemplazarlos poco a poco por oportunidades para todos.

Justo en el medio de ése proceso a comienzos del mes de Junio de 2012, Miguel Ángel recibió información sobre el lugar, solo motivado por la pasión que en él despiertan los deportes de aventura decidió visitarlo, no fue necesario llegar hasta el Municipio para que su interés se despertara, una vez inició el descenso del pequeño caserío llamado La Venta rumbo a Florián, la presencia de paredes a lado y lado del camino, el bosque nativo, las cascadas y el bello atardecer le indicaban que se encontraba en la senda correcta, sus ojos sin embargo no habían visto aún la magnitud de lo que encontraría más adelante.

Al despertar al día siguiente encontró frente a su rostro algo que la noche no le había permitido ver con claridad, desde el centro del Municipio de Florián es posible observar la imponente pared que se levanta en el horizonte, metros de caliza que convidan a escalar. Acompañado de Emerxon, guía local, ingresó a la cueva de las ventanas de Tizquizoque, cientos de estalactitas y chorreras acompañadas de un gigantesco desplome se abrían ante sus ojos con infinitas posibilidades de escalada, algo que muchos de nosotros solo habíamos visto en fotos de lugares muy lejanos, el lugar invitaba a soñar.

“Migue” comprendió al instante el significado de lo que tenía enfrente y la importancia de iniciar un proceso colectivo, fue así como empezaron los acercamientos con las autoridades locales, con los propietarios de los predios y con la comunidad, es a través de la unión de fuerzas que se obtienen resultados positivos. La búsqueda de resultados no se limita al disfrute de los escaladores, senderistas, ciclistas, espeleólogos y demás practicantes de deportes y/o actividades al aire libre, la búsqueda de resultados positivos está encaminada a favorecer de igual manera al Municipio y sus pobladores.

El proceso está en marcha y continua dando resultados, protocolos de acceso, uso y apertura de rutas constituyen regulaciones claves cuyo objetivo es el de garantizar la sostenibilidad del Parque que se está formando. Las constantes visitas de parte de escaladores de diferentes lugares del país han contribuido de manera fundamental con el crecimiento del parque de escalada, muchos dedican parte su tiempo a la apertura de nuevos lugares y de nuevas rutas, otros a la elaboración de su marco teórico.

Hoy día Florián cuenta con cuatro zonas de escalada: Ventanas de Tizquizoque, El Portón, La Cueva de los Chímbalos y los Nogales; con aproximadamente 30 rutas cuyos grados van del 5.11 A hasta el 5.13 C y proyectos por encadenar.

Próximamente se iniciará la apertura del Maizal,

Las Torres, la Cueva de Guaicani y el portón de Brazuelos. Florián abre sus ventanas, está en nuestra manos mantenerlas abiertas.

Gracias Migue, Vicky, Isa, Joa, Gabo, Jóse, Toyto, Jairo, Diego y todos aquellos cuya motivación es el combustible que mueve éste desafío.

Texto: Juan José Polanía

Fotos: Julian Manrique.

 

 

Anuncios