Fercho en el Makalú y su proyecto Colombia en las cimas del mundo.

La representación colombiana en las montañas himaláyicas durante la primavera 2013 fue el ya reconocido escalador y montañista Fernando González-Rubio, quien tras el anhelo de alcanzar su octavo ochomil buscaba ascender el Monte Makalú de 8463 msnm.

Fercho viajó al Nepal a principios de abril. Y elHillary Camp a 4795 msnm fue el lugar de reagrupamiento del equipo de escaladores con los sherpas. La avanzada instalaba Campo Base y fijaba las cuerdas hasta el C1 mientras los expedicionarios realizaban caminatas y porteos para lograr una buena aclimatación, pero gracias a su buena preparación el colombiano no tardó en partir. “Fernando: tienes pulmones y corazón de Sherpa”, le dijo en su básico inglés Dawa Sherpa a Fercho después de haber instalado el C1 a 6.200 msnm. Mientras tanto 5 personas lograban la cumbre del Makalú tras 1 mes previo de esfuerzo pero infortunadamente uno de los Chinos muere al descenso.

El 28 de abril Fercho equipa el C2, y desde allí intenta equipar también el C3, sin embargo las precarias condiciones de seguridad en las cuerdas fijas y el ascenso en solitario de Fercho, lo obligaron a descender sin alcanzar el objetivo de ese día. Pocos días después en compañía de 7 sherpas equipan nuevamente la ruta e instalan C3 a 7300msnm, y ya solo bastaba esperar la ventana de buen clima que anunciara la partida hacia la cima.

Y así fue! tras casi 15 días de tediosa espera el anuncio se hizo y todo el equipó se enfiló hacia la cumbre. Nuevamente C2 y C3, camino que Fercho ya bien conocía, el 21 de mayo partió hacia C4 donde descansaron algunas horas y de allí atacaron la cima en una extenuante jornada nocturna. Todo parecía salir bien, hasta que el fuerte viento y por ende la sensación de congelamiento hicieron al equipo desistir del intento y volver sanos y salvos al C4; vientos de más de 70 km/h a 8100 fue el causante de que la caprichosa montaña no les diera acceso a su más alta cota.

Sin mayores contratiempos pero si con mucho cansancio el equipo de expedicionarios vuelve en buen estado al CBA. Ya está muy avanzada la temporada y los animos menguados para pensar en un nuevo intento, así que el Makalú quedó cerrado hasta el próximo otoño.

Fercho nos deja como lección de vida la importancia de las sabias decisiones en las montañas.

Imágenes cortesía de la Fundación Fernando González-Rubio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios