Aseguramiento dinámico en escalada.

Asegurar dinámicamente puede no ser tan obvio como pareciera. Lo que se quiere en un vuelo es que el escalador tenga una caída suave y amortiguada. Dar tensión o llevar al escalador “corto” lo que logrará es que este se estampe contra la roca pudiendo lesionarse.

Un aseguramiento dinámico depende de la diferencia de peso entre asegurador y asegurado.

Un asegurador más liviano va a dar un aseguramiento dinámico natural: será levantado en el vuelo, desacelerando la caída en vez de frenarla en seco (recordar anclarse si hay riesgo de golpearse en el camino).

Un asegurador más pesado debe intentar ponerse en una posición alejada de la base de la ruta, anticipar en momento en que la cuerda se va a tensionar y en ese momento bloquear el dispositivo y acercarse a la ruta. Durante el lapso en que el asegurador se mueve, la cuerda se tensiona, pero la fuerza total tendrá más tiempo para disiparse y la caída será más suave.

Un aseguramiento dinámico puede causar que el escalador caiga más metros, pero lo importante es que el impacto sea el mínimo, no que la caída sea minimizada.

Consejos Adicionales

–Después de una caída larga o una serie de caídas repetidas, la cuerda debe dejarse descansar o cambiar de punta.

–Un aseguramiento dinámico es posible con cualquier sistema de frenado.

–El deslizamiento de la cuerda por el sistema incrementa el efecto dinámico del aseguramiento y es mayor con cuerdas más delgadas.

–El sistema de seguridad  debe ser aquel que el asegurador está acostumbrado a usar y ser el correcto para el diámetro de la cuerda.

Screenshot_1

Anuncios