LA ESCALADA DEPORTIVA EN LOS WORLD GAMES

La escalada deportiva tuvo una ventana de exposición hacia el mundo durante los World Games (Juegos Mundiales) que se realizaron hace pocos días en Cali. La competición de escalada en este evento, que se realiza cada cuatro años y reúne a aquellos deportes que no integran los Juegos Olímpicos, contó con la participación de los mejores deportistas del mundo en cada una de las dos modalidades incluidas en este certamen: dificultad y velocidad.

En total fueron 72 atletas de 22 países, entre los que se encontraban los cuatro escaladores que integraban la delegación colombiana: Jorge Hernández y Margarita Robles en velocidad, y Marcela Avellaneda y Juan Sebastián Arboleda en dificultad.

Hasta el momento esta ha sido la participación internacional más fuerte de este deporte, que vivió durante los últimos años el proceso de competencia por un cupo para los Juegos Olimpícos del 2020. Aunque en esta oportunidad, infortunadamente, no logró establecerse entre los deportes escogidos por el Comité Olímpico Internacional para avanzar en la carrera olímpica, todo el proceso dejó frutos invaluables para la escalda a nivel mundial.

El desarrollo en materia de comunicaciones y relaciones públicas, el fortalecimiento de los consejos continentales y la implementación de las políticas internacionales de control de doping, entre otros, son aspectos que han contribuido a la madurez del deporte y las organizaciones dedicadas a su administración y fomento en todo el mundo.

En Cali, la competencia de velocidad fue dominada por la delegación rusa, como era de esperarse. Oro, plata y bronce en damas, y oro y plata en varones. Solamente el chino Qixin Zhong logró meterse entre los rusos para evitar la dominación absoluta de este país, que se ha vuelto una potencia en escalada de velocidad. Los mejores tiempos los registraron Alina Gaidamakina y Dmitrii Timofeev, quienes escalaron los 15 metros del muro reglamentario en tiempos que estuvieron muy cerca de superar el récord mundial en cada una de las categorías.

En la categoría dificultad masculina, el oro fue para el español Ramón Julián “Ramonet”, quien había ganado días antes el primer puesto en Briancon (copa del mundo) y sigue siendo uno de los principales protagonistas del circuito internacional. El segundo y tercer puesto lo ocuparon Jakob Schubert (Austria) y Magnus Midtboe (Noruega). En damas, el oro fue para la eslovena Mina Markovic, actual campeona de la copa del mundo, quien superó a la fuertísima coreana Jain Kim (plata) y a la rusa Dinara Fakhritdinova (bronce).

El ambiente en las graderías no pudo ser mejor. A pesar del intenso calor, los más de mil espectadores -entre los que se encontraban escaladores y curiosos- alentaron durante toda la competición a los máximos representantes de la escalada a nivel mundial, quienes mostraron un despliegue espectacular de talento y experiencia. Incluso el presidente de la república, Juan Manuel Santos, presenció el evento durante más de media hora, en la que pudo conocer sobre este deporte que cada día se toma más adeptos en Colombia y el mundo.

La delegación colombiana de Escalada Deportiva en estos Juegos Mundiales fue conformada por 4 de los mejores competidores del país. En Velocidad nos representó Margarita Robles y Jorge Eduardo Hernández y en dificultad fueron los escaladores Juan Sebastián Arboleda y Marcela Avellaneda, quienes tuvieron un honorífico desempeño en las justas y obtuvieron los puestos 17 y 16 respectivamente.

El inmenso rocódromo situado en el velódromo Alcides Nieto de Cali cuenta con una altura de 20 metros en los que resalta un enorme desplome de 8 metros y que además fue complementado con 50 volúmenes. El fabricante TOP30 asegura que se trata de uno de los mejores y más modernos muros del mundo, pues cuenta con “paneles Top Wave e incluye por primera vez una sección en el panel Lightwave Curve , una innovación que Top30 ha querido estrenar en este evento tan importante.” Para la modalidad de velocidad fue construido contiguamente el muro con las medidas y características reglamentarias: 6 metros de ancho por 15 metros de alto, un desplome estándar de 5 grados y por supuesto equipado con las únicas presas permitidas para este tipo de eventos, las EntrePrises.
Y como si fuera poco, también fue construido un espacio de búlder destinado a la preparación y calentamiento de los competidores en la zona de aislamiento. Este espacio tiene 21 metros de largo por 3,5 metros de alto, equipado con
colchonetas, volúmenes y presas por doquier.

 

Texto: Manuel Pardo Fotos: OEWK – Heiko Wilhelm.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios