Mantenerse activa, conservar la motivación y continuar soñando…

Screenshot_1

Considero que para hacer de la escalada y el montañismo una profesión hay que explorar nuevos territorios para así nunca dejar de aprender. Decidí entonces estructurar un posible itinerario de escalada que me llevara esta vez a conocer nuevas formaciones y texturas.Esta vez con el apoyo de Explorer, surgió un nuevo impulso para recorrer nuevos horizontes.

Contacte varios viejos amigos en los Estados Unidos, para ir haciéndome una idea de lo que sería este nuevo viaje. No tenía claro orden, ni tiempos, tan sólo tenía una lista de lugares y personas con las que quería compartir nuevas escaladas.

Comencé aterrizando donde mi gran amigo Chris VanLeuven, quien ya ha visitado Colombia en dos oportunidades, y quien ha publicado en varias revistas internacionales reportajes sobre nuestra escalada nacional.

 

En la línea de inmigración, estando con el nerviosismo que generan estos trámites, ¡Ooohh sorpresa! Cuándo el oficial me informa que ese mismo día estaban cerrando los Parques Nacionales en todo el país. Quedé sin palabras, asombrada, pero no desmotivada porque en los Estados Unidos hay demasiados lugares a los que podría ir, y la mala noticia no iba a frustrar los ánimos y ansias de escalar que tenía.

Y con toda razón, pues las dos primeras semanas, estuve escalando alrededor de Golden (Co) en Cleerk Canyon, buenas rutas la mayoría deportivas de todo tipo y unos cuantas fisuras, bien técnicas “excelentes”. Nunca repetí ruta, los días que no escalé fue porque en realidad el cuerpo me exigía reposo. Tres rutas me marcaron, las tres 5.12 en fisura donde tuve la oportunidad de exigirme al máximo para encadenarlas.

El viaje fue cogiendo forma, luego de dos semanas hablé con Dennis, un señor amigo al que le di una guianza hace un par de años cuando visitó mi hostal en Suesca. En ese entonces me contó que vivía en Lander, pueblo pequeño, con una comunidad amigable de escaladores, le dije como muchas frases que decimos al aire: “posiblemente te visite antes de lo que te imagines”.

Y súper bienvenida fui!. Para entonces ya estaban abiertos los Parques. Primero unas cuantas escaladas alrededor de Lander en una roca tipo caliza llamada allí dolomita donde también logré encadenar un par de 5.12 ‘s deportivos. Luego partimos a Devil’s Tower. Siempre había sido un sueño escalar allí. Es un lugar remoto y muy mágico e imponente.

Escalé tres rutas, la más destacable “El matador” 511, famosa por las típicas fotos del lugar. Es exigente, por algo se debe su nombre, y aún más dura para personas cortas pues toca ganar altura para lograrla escalar en “espaghat”. Los altos la logran desde mucho más abajo.

Los días vuelan, venían días de nieve y cada vez estaban más cortos e indirectamente estaba en mi cabeza partir hacia mi última visita: “Jim”, que fue genial! Me reencontré con otro viejo amigo con el que compartí buena rutas largas y con quien vamos en la misma frecuencia en las paredes y todo fluye.

Lo conocí escalando y lo encontré gracias a terceros pues él gusta de la tecnología y este mundo cibernético.

Así qué nos encontramos en Salt Lake y ese mismo día, rodamos hasta Zion, UffíF! Qué lugar… Es demasiado! De todo tipo de rutas pero sobre todo clásicas, muchas multipitch. Fáciles, difíciles, de fácil acceso, otra con una buena caminata para aprovechar las pocas horas de luz, pero todas excelentes, hasta nos voló un cóndor en la última escalada en una aguja muy linda llamada Northeast Buttress en Angels Landing.

Nos despedimos de este lugar rumbo a las Vegas, al Parque Nacional Red Rocks. También muy buenas rutas clásicas multipitch de arenisca muy diferente a las de Zion. Si no se conoce es un poco difícil encontrar las formaciones, hay muchas! Se confunden! Y buenas caminatas con mucho equipo tres fiiends de cada uno la mayoría de las veces tres de 3’, 3’5 y 4 Uffff! varias cintas dos cuerdas de 60, muy cargado y todo se usa! Para destacar Cloud Tower 5.lid, 7 largos, recomendadísima.

Pensando en el número de días suena mucho, pero en realidad el tiempo es cortó para poder escalar más, siempre hay más y más lugares por Explorar. Hay que seguir sabiamente los instintos, buscar las oportunidades y volar!

Por: Katty Gúzman

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios