La utopía del deporte asociado en la escalada

La escalada hace parte de mi vida y la práctica es por goce personal, pero infortunadamente hablar de deporte asociado en la escalada es una ilusión. Si algo he aprendido en este medio es que existe una inmadurez monumental y una guerra de egos que simplemente hace imposible poder realizar un verdadero proceso con visión.

Existen a mi parecer y contados con una mano, clubes que tienen una verdadera intención de formar deportistas y de aportar al deporte, de resto son clubes de garaje, que se llenan la boca diciendo que forman deportistas, que son federados, o porque hacen unas cuantas rutinas en tablas de entrenamiento.

En esta recocha cuentan con la suerte de encontrar jóvenes talentos que lógicamente sobresalen entre la multitud y los abrigan como si fueran los grandes resultados de un proceso formativo.

Por Dios! cómo se está de lejos en siquiera considerar un proceso de formación deportiva de alta competencia, y peor aún, estos clubes están convencidos, gracias a estos talentos, que hacen su trabajo…que ilusión!

Los Juegos Mundiales abrieron una puerta enorme para la escalada en el país, una oportunidad que puso por primera vez a la escalada en la mesa política asociada deportiva. En este proceso que inició hace más de un año, el muro de escalada en Cali no ha recibido la atención que necesita y hablo de aspectos netamente administrativos o físicos y no deportivos.

Este muro se ha convertido en el jardín de recreo de los clubes en Cali repartiéndose los horarios de uso en la semana, se ha convertido en el patio de hacer competencias nacionales, usando y gastando el escenario sin retribuirle recursos para su mantenimiento o para proyectar verdaderos procesos de formación deportiva asegurando un espacio físico deportivo. A este escenario, personalmente no le veo futuro; lo administrativo y lo atlético no son lo mismo pero no puede considerarse un trabajo serio el uno sin el otro, y en nuestro caso lo administrativo no existe.
Con todo el respeto a la Federación debo decir que está tirando a la basura el primer encadene; no tiene un trabajo estratégico con lo que tiene, y en cambio de ello, cree que con una Selección Nacional ya está haciendo mucho. Todas las organizaciones deportivas de respeto, con compromisos serios, realizan procesos de al menos 5 años con el fin de llegar a un campeonato mundial y mostrar resultados. Porque creen que Coldeportes ni siquiera consideró a la escalada en los pasados Bolivarianos de Perú?

En Cali el escenario puede convertirse en el centro del desarrollo de la escalada en todo sentido, está dentro de un inventario nacional y está en la mesa del deporte asociado nacional ¿Qué está haciendo la comunidad de escalada para conservarlo? Y seamos realistas y honestos, en materia de medallas estamos años luz de si quiera considerar una.

Sé que todo esto puede sonar a sólo critica, pero no es así, es la radiografía de un deporte que conozco bien en un medio que también conozco. Y también sé por experiencia que el camino que se está tomando es condenar de nuevo a la escalada al anonimato ya que si este escenario fracasa, toda la escalada deportiva fracasa porque políticamente será muy difícil generar de nuevo una inversión tomando en cuenta la experiencia de Cali, esperemos que no llegue a pasar algo así.

Por: Juan Esteban Maya

Anuncios