COLOMBIANOS EN LOS MUNDIALES DE ESCALADA

Trece deportistas representamos a Colombia en los Campeonatos Mundiales de Escalada de Múnich y Gijón. Para nosotros fue el fruto de todos los esfuerzos por haber competido durante las válidas federadas del 2013 que dieron lugar al ranking nacional. En Gijón logramos ser una de las delegaciones más grandes de todo el campeonato y no pasamos desapercibidos, el color de nuestro uniforme resaltó entre los 400 deportistas, 38 nacionalidades y 5 continentes del planeta.

Como escaladores pudimos medirnos con retos grandes, las vías de la clasificatoria de hombres y mujeres estaban entre 5.1 3d y 5.1 3c respectivamente (al Flash). En las semifinales y finales pudimos admirar la precisión, técnica y fortaleza mental de las grandes estrellas de la escalada, en ese punto las rutas ya sobrepasaban los límites del 5.14a (On-Si-ght). El poder compartir con estas personalidades en medio de un ambiente serio de competencia fue una inyección de motivación, así como una oportunidad para absorber nuevos conocimientos.

Vivimos momentos emocionantes durante toda la competencia, uno de los más especiales fue en la prueba de velocidad, cuando Boldyrev Danyl de Ucrania subió el muro de 1 5 metros de altura en 5.60 segundos, así impuso el nuevo récord mundial en esta modalidad.

Nuestras expectativas estaban claras desde el principio, medirnos a nivel latinoamericano, y creo, nos llevamos una radiografía de nuestro estado; vamos por buen camino. El futuro depara cosas buenas, tenemos que seguir el proceso que impulsa la Federación Colombiana de Escalada Deportiva y los muros privados con la organización de válidas nacionales federadas para la formación de los deportistas.

Estas competencias también nos dieron la oportunidad de conocer parques de escalada de talla mundial: Rodellar, Margalef, Frankenjura, Siruana, Santa Linya y Fontainebleau. Cabe destacar que Sebastían Prieto, encadenó en Margalef Terence Hill, 5.14a al sexto intento; Juan Sebastían Arboleda visitó Rodellar y encadenó tres 5.13b al segundo pegue, Marcela Avellaneda también trajo Sopitas de ajo, 5.12c al cuarto intento, Samuel Fernández Argo un 5.13b y Cesar Orjuela El perdonavidas, 5.13b.

Ahora me atrevo a decir que somos más conscientes de nuestras habilidades y deficiencias, este viaje nos dio herramientas para mejorar como deportistas y seres humanos, abrimos también los ojos ante el nivel mundial y sabemos que debemos replantear nuestros esfuerzos para apoyar este deporte si queremos que generaciones futuras sean próximos campeones mundiales. Fue también la primera vez que nos organizamos y trabajamos en conjunto, así conseguimos algunos recursos para poder viajar.

A partir de esta unión logramos sacar este proyecto adelante, nos vinculamos como un verdadero equipo y entendimos que la única manera para construir una verdadera selección es dejar los individualismos de lado y pensar en el bien común. Así mismo contamos con la suerte de tener empresas y personas que creyeron en nosotros, ¡Gracias: Tatto Adventure Gear, Zona de Bloque, Gran Pared y Siete Cumbres por creer en los atletas nacionales.

Por: Margarita Robles De La Pava

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios