Reunión de Embajadores

Junto con Juan Camilo Ramírez (embajador Tatoo) y Rafael Naranjo (embajador de Antioquia) nos reunimos en el municipio de El Cocuy durante la semana del 12 al 17 de enero, sin tener más planes que escalar y divertirnos. Discutimos sobre un lugar donde pudiéramos escalar, preferiblemente realizando la apertura de una vía multilargos de escalada en roca, tipo de escalada que siempre está presente en los viajes a este parque. La pared del Cardenillo ubicado en el extremo nor-occidental de la Sierra Nevada de Güicán, en el Parque Nacional Natural El Cocuy, se nos presentó como la candidata perfecta, por su acceso fácil y la poca escalada que ha recibido.

Una vez decidido el destino, partimos a la madrugada del miércoles 14 de Enero del 2015 en un transporte que nos condujo hasta la Parada Romero. Luego de explicar a los guarda parques nuestro objetivo de escalar en áreas que no pertenecen al Parque, empezamos la caminata de aproximación. Caminata de una hora en descenso que nos permitió encontrar un vivac, debajo de una piedra cerca a la pared, donde pernoctaríamos con el permiso del propietario del terreno.

Sin esperar mucho nos pusimos manos a la roca, nos acercamos a la pared y empezamos la escalada del primer largo, que empieza por un diedro muy evidente justo a la mitad de la pared. Al principio encontramos la escalada muy sucia, pero luego encontramos un par de chapas, y una estación, testimonio de que en el pasado Matteo Mazzieri había pasado por este lugar.

En el segundo largo encontramos la última estación equipada por Matteo, de ahí para arriba empezaría la aventura de no saber para dónde íbamos. Fue entonces donde se hizo necesario superar franjas de roca muy descompuestas, para luego encontrar las fisuras que conducen al siguiente nivel!. Descendimos y volvimos a descansar y alimentarnos a nuestro refugio de roca.

Utilizando las cuerdas que habíamos fijamos el día anterior, retomamos rápidamente el punto alcanzado a la mañana del segundo día. Los incidentes no faltaron. Luego de llevar un largo rato abriendo un hueco en la pared para poner una chapa, nos dimos cuenta que no habíamos llevado llave para apretar la tuerca; en seguida a pesar que estaba débilmente amarrado con un cordino vimos caer el mazo desde media pared, lo cual significaba que no íbamos a poder seguir poniendo chapas ni clavos.

La escalada durante el resto de la pared también se hizo más complicada, con dificultades de hasta 5.10c, pero que a la vez se hacía más limpia y atractiva. Terminando la pared tuve problemas con un complicado off-with de 10 metros, por lo que le cedí la punta a Rafa, quien acabó escalando 60 metros durante un extenso largo, apenas 8 metros por debajo del final de la pared.

Para descender abandonamos unos stoppers y un clavo, utilizamos la chapa (sin apretar) que pusimos con el martillo caído y finalmente las estaciones dejadas por Matteo, contando 250 metros de aventura.

Regresamos a la cueva, con la alegría de haber conseguido un “trepe” más y recordando la amistad con Matteo Mazzieri, quien fue el que nos recomendó la pared y nos ha dado el empujón en esta y muchas otras escaladas. En su honor decidimos llamar la ruta ‘Matto Tracción’.

 

Por: Alex Torres y Juan Camilo Ramirez

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios