Mucha Roca y poco guía

El tema turismo, cultura, patrimonio y escalada, que para algunos no tendrá evidente conexión, despierta en mi un gran interés académico, personal y emotivo. Soy consultor, asesor y profesor de patrimonio cultural y turismo, en carreras y programas de turismo.

Como ejercicio de clase, mis estudiantes de administración turística escogen un destino de turismo naturaleza, aventura o cultural cerca a Bogotá, con un operador registrado con RNT (Registro Nacional Turístico) con el fin de hacer un análisis de la experiencia, debilidades y potencialidades del destino y el servicio turístico escogido.

En tres semestres que he realizado este ensayo, varios de mis estudiantes han escogido Suesca y estas son algunas de las percepciones y análisis que se han realizado:

1. Es evidente y un problema transversal en todo el país, la informalidad en la prestación de los servicios turísticos, la ausencia de RNT, el desconocimiento de sus ventajas, deberes y derechos; es denominador común a la mayoría de los operadores turísticos y guías en el farallón.
2. La ausencia de buenas prácticas, de alguna norma o certificación que de garantía de la idoneidad de los guías, y la contratación de seguros y pólizas para hacer las actividades.
3. La informalidad hace evidente la pauperización de la profesión del guía de escalada, es decir no hay un método, divulgación o canales para que el turista valore y sepa la trascendencia de un guía profesional.
4. Falta retroalimentación entre guía y cliente, ausencia de herramientas que recoja la opinión de los turistas sobre la experiencia contratada. Esto impide mejorar la operación turística y tomar correctivos.
5. La escalada, y Suesca como destino no gozan de programas y proyectos de promoción turística a gran escala. El turismo es una actividad que se difunde solamente de voz a voz.
6. Competencia desleal, amigos guías y otros que viven como vende pegues ofrecen precios por debajo del consenso dando imagen de informalidad al destino y las actividades que se ofrecen, desvalorando aun más la importancia del guía e instructor de roca.
7. Muchas veces la tercerización de los servicios turísticos es el culpable de la subvaloración e informalidad de los servicios de guianza y escalada en las rocas. Agencias de viajes informales, Ong’s ambientales o cupones de descuento en línea ofrecen actividades que se desvanecen por falsa publicidad.
8. Resalta la falta de apropiación o desconocimiento de los guías y operadores turísticos del potencial cultural y turístico de la región suescana, como valor agregado a sus servicios, es decir solo se enfocaban a escalar y nada más.

Me gustaría decir y aclarar antes de criticas y comentarios, que por el espacio y brevedad del escrito no es posible hacer una descripción cuantitativa y cualitativa de los resultados ofrecidos por mis estudiantes, por eso dejó claro que sólo son percepciones, esto sin embargo no quita la urgencia de hacer una reflexión colectiva sobre la pertinencia, calidad y profesionalismo de los operadores turísticos en Suesca.

Por ultimo añado que si bien las precepciones apunta a falencias y problemas, soy consiente como profesor y escalador, de los esfuerzos, procesos y calidad humana invertida en mejorar la profesionalización de la escalda como valor añadido en la cadena turística, no solo en Suesca sino en Colombia, y que detrás de esto hay décadas y decenas de personas luchando por que se mejore esta situación entorno al mundo de la escalda y su ramificaciones en lo económico, profesional y deportivo, ojalá que se tome como crítica constructiva y sirva para fortalecer los procesos que están en transito.

Por: Julian Osorio// Historiador // Magister en Patrimonio Histórico y Cultural // Especialista en Patrimonio Cultural y Turismo Sostenible

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios