EL CONFLICTO DE COCUY Y GÜICÁN. Del conservacionismo al provecho político

Screenshot_4Han pasado más de 40 días y el conflicto socioambiental en el  que se sumergió el norte de la Provincia de Gutierrez aún no tiene atisbos de solucionarse. El conflicto estalló por un video aficionado realizado para apoyar la causa de Teletón en el que un grupo de jóvenes jugaban un partido de futbol en medio del glaciar del pico Cóncavo.

Este video despertó entre la comunidad local, indignación por considerarlo una falta de respeto y cuidado por la Montaña, lo que desencadenó que campesinos de la zona de influencia del Parque Nacional Natural El Cocuy –PNN Cocuy- se tomaran el portón de acceso al sector de Lagunillas y mediante zanjas y averías en la carretera impidieran el paso de vehículos de servicios turísticos.

Pero un malestar desde antes ya se estaba gestando entre la comunidad. Desde hace varios años la población ha estado intrigada por la inmensa cantidad de recursos que cobra la administración del Parque por concepto de ingreso de visitantes y de ahí la poca retribución que éste realiza dentro del Parque o a sus pueblos, y el poco control de visitantes así como de los impactos ambientales negativos que esta actividad le ocasiona a
las Montañas.

Así mismo, una buena parte de la población de los municipios de Güicán y El Cocuy considera que no hay repartición equitativa de los dividendos que deja el turismo, pues durante la temporada alta de visitancia la actividad económica más rentable es el turismo y éste es manejado por pocos y pequeños emprendimientos hoteleros y agencias operadoras locales.

Estos aspectos crearon un ambiente de descontento social que evolucionó al bloqueo
total de las vías que dan acceso al PNN El Cocuy y luego al recrudecimiento de la realidad
con la llegada de la Guardia Indígena Uwa proveniente del oriente. La situación llevó a que durante la pasada Semana Santa se cancelaran todos los planes y programas turísticos en la región y que los colombianos no pudieran visitar la Sierra.

Incluso de nada sirvió la visita de altos funcionarios del Gobierno a la reunión convocada en El Cocuy donde asistió la Directora General de Parques, el Gobernador de Boyacá, Alcaldes municipales implicados y representantes de otras entidades estatales. En dicha reunión se concretaron algunos puntos importantes de la negociación que se había emprendido, pero a la hora de concertar el desbloqueo de las vías, los indígenas y campesinos se levantaron de la reunión anunciando que mantendrían su presencia
incluso con presencia de la fuerza pública.

De las acciones más importantes que se acordaron y que vale la pena resaltar, es la elaboración de estudios ambientales para diagnosticar la magnitud de los impactos ocasionados por el ecoturismo al interior del Parque y el ofrecimiento de Parques de realizar un cierre temporal de la Sierra mientras se desarrollan dichos estudios, pero no
un cierre definitivo.

Después del fracaso de aquella reunión en El Cocuy, se acordó una nueva fecha para continuar las negociaciones. La segunda vez fue llevada a cabo en Gúicán de la Sierra pero esta vez con la presencia únicamente de autoridades locales y la delegación de la Gobernación de Boyacá para la solución de conflictos. Esta reunión tampoco desenredó
el conflicto social que poco a poco se agrava.

Recientemente el PNN El Cocuy ha iniciado unas jornadas y talleres de trabajo para la
identificación de impactos del ecoturismo, pero el conflicto ha crecido a instancias más políticas que técnicas, y la reunión de alto nivel que fue convocada en Cubará el pasado 15 de abril se canceló indefinidamente.

Por lo pronto, los encargados de la solución del conflicto siguen avanzando en los
diferentes frentes de trabajo, pero llegar a un acuerdo con la comunidad Uwa es el punto
clave de toda la discusión. Estos últimos reclaman incumplimientos del Gobierno en los
compromisos de saneamiento (compra de predios) para el Resguardo y otros aspectos
que exigen la intermediación y compromiso de varios Ministros y Gobernadores.

Al cierre de esta edición, los bloqueos se mantienen en las vías de acceso al PNN El Cocuy,
con el agravante que se han presentado denuncias de visitantes, funcionarios de Parques
Nacionales y habitantes de la región sobre intimidaciones, amenazas, autoritarismo
y vandalismo por parte del  grupo de protestantes. Incluso colaboradores de Revista
La Piola que viajaron al sector,  fueron víctimas de afrentas y provocaciones sin haber infringido ninguna ley o disposición legal. La respectiva denuncia fue radicada en la Personería Municipal de El Cocuy.

Informe Especial de La Piola

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios