MAL AGUDO de MONTAÑA

Screenshot_9Como su nombre lo indica esta condición médica se presenta SOLO en persona que se ven expuesta a alturas por encima de los 2500 msnm, y no tiene en cuenta la edad, la condición física o el entrenamiento previo, es decir, cualquier persona puede sufrir de este mal.

Aunque las personas que lo han sufrido antes, son más propensas a sufrirlo de nuevo. Generalmente se presenta por una premisa básica que es, subir rápido, subir alto, es decir entre más alto esté y más rápido llegue más probabilidades de sufrir Mal Agudo de Montaña tengo, por lo cual, la forma más eficaz de prevenirlo es una adecuada aclimatación acompañado de excelente hidratación; para ello, es necesario después de los 3000 msnm, localizar el último campamento solo 300 mts de desnivel más arriba del campamento anterior, para de esta manera aclimatar el cuerpo de forma correcta y disminuir en lo posible la probabilidad de sufrir MAM aunque el riesgo sigue presente.

Existen medicamentos como la acetazolamida que pueden ser coadyuvantes en la aclimatación, sobre todo en personas que tienen historial de sufrir MAM, como profilácticos, por lo demás solo se recomienda en personas que se encuentren en la
montaña y presenten síntomas sugestivos de MAM moderado.

CLASIFICACIÓN Y SÍNTOMAS DEL MAM

MAM LEVE: estadio inicial de este mal de alturas, se presenta en la mayoría de as personas (en mayor o menor medida) que se enfrentan a las alturas, pero en general, sede de forma espontánea tras la aclimatación. Los síntomas están dados por: cefalea leve, cansancio y taquicardia. Si los síntomas persisten aclimatar, sin seguir el ascenso por 24 horas, si pasadas las 24 horas los síntomas persisten o se aumentan, se considera MAN moderado y se debe descender mínimo 300 mts.

MAM MODERADO: los síntomas nombrados en el apartado anterior se incrementan, es decir, cefalea que no cede con analgesia común (acetaminofén), cansancio, puede presentar náuseas y algunos episodios eméticos (vomito), dificultad para respirar con medianos esfuerzos, dificultad para dormir y falta de apetito. Lo más importante en este caso es no ascender más, y descender mínimo 300 mts de desnivel, algunos autores recomienda el uso de dexametasona para la cefalea, pero el tratamiento correcto es descender.

MAM SEVERO: este es el estadio más peligroso de MAM, en donde los síntomas empeoran con cansancio y dificultad para respirar en reposo, vómitos en proyectil, incoordinación motora, alucinaciones, alteración del estado de conciencia y se puede escuchar, en casos graves, el pecho silbar (sibilancias), o como si tuviera agua (crépitos). En este momento nos enfrentamos a un posible edema pulmonar de grandes alturas y/o un edema cerebral de grandes alturas.

El manejo medico es descender más de 600 a 900 mts de desnivel lo más rápido posible. Existen algunos medicamentos que pueden ayudar a mejorar los síntomas para agilizar el descenso, como el nifedipino, la acetazolamida y la dexametasona, así mismo el oxígeno complementario y las cámaras de hiperbáricas, pero No espere a ver qué pasa…
DESCIENDA, es el único tratamiento eficaz.

Y nunca olvidar si tuvo un MAM severo no subir de nuevo por lo menos hasta dentro de 6 meses.

ELDER AMIR ACOSTA IBARRA
Psicologo-Medico de Montaña Instructor de socorrismo en áreas remotas.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios