TOTEM POLE

screenshot_5El Totem Pole es un impresionante monolito situado en la península de Tasman, al suroeste de Tasmania. El monolito de 65 metros es completamente vertical e independiente del continente, esta formación única es constantemente azotada por el fuerte oleaje y es por esto que predicen que su colapso es inminente.

El carácter efímero de este monolito junto con su intimidante pero increíblemente estético entorno hace del Totem Pole uno de los itinerarios mas míticos de Australia y posiblemente del mundo. Estoy seguro que cualquier escalador que haya puesto sus ojos en una foto del Totem Pole ha deseado estar ahí. Yo no soy la excepción!

Tuve la oportunidad de viajar a Tasmania a explorar la escalada en esta increíble parte del planeta, ya que no pude encontrar ninguna cordada para esa temporada recurrí a los medios sociales donde encontré a Paul Thompson, un australiano oriundo de las Blue Mountains, un clásico destino para la escalada en roca.

Paul lleva más de dos años escalando tiempo completo y es un adicto a la escalada. Contacté a Paul y le pregunté si estaba interesado en encontrarse conmigo para escalar y pocos días después coincidimos en Launceston, Tasmania. Escalamos en diferentes áreas y cada lugar era mejor que el anterior, obviamente el Totem Pole estaba en mi lista, pero no en la de Paul porque ya un año atrás lo había escalado.

Sin embargo me preguntó si estaría dispuesto a escalar con un amigo suyo llamado Scott, y a pesar de no  conocerlo, acepté. Una vez Paul contacto a Scott y él se encontraba en camino, Paul mencionó un pequeño detalle: Scott es sordo. Obviamente la comunicación en la escalada es esencial, más aún en un itinerario de varios largos en un ambiente remoto y en una escalada de logística compleja.

Estaba feliz de saber que pronto estaría escalando en el Totem Pole, pero también
rondaba la incertidumbre de escalar una vía compleja con una cordada desconocida, con el
agravante de la comunicación. Cuando conocí a Scott él me explico su increíble habilidad para leer los labios, era capaz de leerlos hasta 20 metros de distancia, además de utilizar un aparato que le permite escuchar con relativa claridad, esta información alivio un poco la incertidumbre.

Llegado el día del pegue, Paul, Scott y yo comenzamos la larga aproximación al Totem Pole.
Esta ruta es relativamente popular y dependiente de las condiciones de la marea por lo cual debimos levantarnos muy temprano para ser los primeros en la estación ya que las condiciones eran optimas ese día. Otro de los factores que hace compleja la logística de la escalada en el Totem Pole es montar una tirolesa para regresar a tierra firme, cosa que nunca había hecho antes, sin embargo me sentía confiado en la explicación que Paul me dio en el campamento la noche anterior.

Decidimos escalar Deep Play como primer largo, es una escalada mixta de 20 metros de grado 11d (24 australiano) con una sección inicial resbalosa e insegura dado el constante efecto del oleaje. Este largo lo punteo Scott, lo que significaba que yo escalaría el segundo largo de “The Free Route”; un majestuoso largo de 25 metros de grado 12a (25 australiano).

Los primeros 20 metros son sostenidos y técnicos, utilizando regletas y crípticos movimientos de arista. A pesar de darlo todo en el pegue a vista caí después del crux tras descifrar y batallar con una compleja secuencia de regletas, mis antebrazos estaban bombeados.

Una vez dejé a un lado el ego y la tristeza de haber fallado en mi único chance de encadenar este largo, resumí la escalada y llegué a la última sección mixta donde me di cuenta que no llevaba suficientes cintas, me vi obligado a desescalar unos metros, recuperar un par de cintas y escalar hasta la última reunión. Una vez Scott estaba conmigo en la reunión aún quedaba el ultimo mini largo de 5 metros, una divertida fisura de 5 metros que protege la cumbre.

Después de posar para la cámara en la cumbre regresamos a tierra firme y celebramos el posible primer asenso al Totem Pole por una cordada Sordo-Colombiana. Fue un gran día y a pesar de no encadenar esta gran vía, estaba satisfecho de haber estado ahí, como dice un amigo chileno; privilegio!

– Carlos Castillo –

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios